www.causademarta.net

IDIOMA
CONTENIDOS
CONTACTO

Teléfono  no se dispone

@  info@causademarta.net

BÚSQUEDA

Busque los contenidos en causademarta.net. Si Realiza una búsqueda múltiple, recuerde que debe separar las palabras por medio de comas.

OTROS DATOS DE INTERÉS
Fecha   26 de agosto de 2008 Medio   Internet - Web
Testimonio de Ángel Bello (Sacerdote).

 

 

 

Conocí a MARTA, el verano de 1991, poco antes de su martirio. Fue en un encuentro providencial que organizaron en su casa veraniega, las hermanas gemelas Sonia y Estela Gutiérrez  Mansilla, inquietas militantes del Camino  Neocatecumenal.  

Conocedoras éstas, del momento crítico en su fe, que  su amiga Marta estaba pasando, propiciaron un encuentro para que pudiera  hablar conmigo.  Ella lo deseaba vivamente.  Hablamos de muchas cosas relacionadas con mis experiencias apostólicas como misionero-itinerante por tierras lusas  y  Angola, de donde acababa de venir. 

 
Aventuras  en medio de la guerra  en que Angola se debatía aquellos años  y los milagros de la nueva evangelización entre  aquellos desamparados negros. 
  
Ella escuchaba entusiasmada;  se  transparentaba en su mirada las ansias de entrega  generosa a cualquier  causa noble.  Hablé de la posibilidad  en el Camino, de levantarse un diía como catequista-itinerante.   Eso creo que le caló de tal manera, que al poco tiempo hizo las catequesis del  Camino Neocatecumenal,  por indicación de sus amigas  y más tarde manifestó el deseo de ser itinerante, levantándose, para ello,  en una convivencia. 
   
Era una  joven alegre, nada ñoña,  jovial y amiga de todos.  Algo reservada, a veces, por cierta  experiencia negativa, según ella,  pasada anteriormente; pero abierta  y espontánea,  cuando cobraba confianza. 
   
Cuando le hablé del Hijo pródigo, del Padre de la misericordia,  que yo conocía, siempre esperando para abrazarnos,  en contraposición al Dios-vigilante y severo juez, vengador de nuestras faltas,  que antes nos habían predicado... y recordando  la figura de S. Francisco de Sales, modelo de dulzura, que decía que se ataren más moscas con una gota de miel que con cien barriles de vinagre...  ella abrió totalmente su corazón a la gracia  de tal forma, que, gozosa por la misericordia de Dios recibida y en esos momentos experimentada,  corrió feliz a contárselo a sus compañeras Sonia  y Estela, como me manifestaron  ellas  más tarde.  
  
Creo que fue para ella, esta experiencia de gracia,  algo serio  y gozoso que le marcó profundamente para el resto de sus días.  
 
En la FOTO, con MARTA, las dos gemelas  y otra amiga llamada Sonia, también del Camino y hoy casada con Andrés y  padres felices de 5 retoños.
 
Estoy agradecido al Señor de haberme permitido conocer a Marta y de haberla puesto en mi camino, para enderezar el suyo, pues estoy seguro, que ha de ser par la juventud de hoy, tan vacía de valores, un modelo a seguir, de  entrega, bondad, entereza, valor    y coherencia.  NO DUDO QUE ESTARA GOZANDO DEL SEÑOR y que desde el cielo intercede por nosotros.    Sin duda ha sido ya  una especial  gracia concedida a su madre,  el poder ésta ir a la cárcel y perdonar al asesino de su hija.   Pues no podía descansar hasta el día que Pilar, madre de las mellizas, le dijo que tan sólo recobraría la paz,  cuando perdonara de corazón al violador del ascensor. Y así fue. Pidiendo el auxilio  y las fuerzas a su hija, se presentó en la prisión de Burgos y pudo realizar   lo que humanamente es imposible: PERDONAR AL ENEMIGO.  Esta, sin duda, es la esencia de la vida cristiana. A partir de esa fecha,  confesaba  reconfortada,  ya puedo dormir  tranquila.
 
(Misionero-itinerante en Portugal y  países de habla lusa -Angola, Mozambique, Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe, Goa -India- Macau)

 

Padre Ángel Bello.